Translate

20 de mayo de 2016

Vergüenza Ajena en Nicaragua



Vergüenza Ajena en Nicaragua

En vista de las próximas elecciones generales de noviembre de 2016



[Nota previa: El presente artículo fue redactado para un público lector conocedor de la política de Nicaragua y sus circunstancias para lograr comprender las ironías contenidas en él, con la intención que sea publicado en un diario nacional, con algunas modificaciones].

En la edición del diario La Prensa de Nicaragua del 18 de abril pasado (2016) se publicó un artículo de opinión de mi autoría, escrito como un gesto de expresión individual en este nuevamente vergonzoso, costoso, fraudulento e innecesario proceso electoral en nuestro país.

Simplemente se podría negociar el todo desde el poder para que serviles, tránsfugas y oportunistas de la política ocupen alguno que otro cargo sin mayores costos para el erario público, con la salvedad de los sueldos, vehículos, exoneraciones de impuestos, combustible y demás privilegios relacionados. Le estarían haciendo un favor a la patria con su “sacrificio” por el pueblo puesto que habría un ahorro de millones de dólares en lugar de unas elecciones inútiles. El Estado de Derecho y el Principio de la Legalidad no son un obstáculo para un poder que hace lo que le viene en gana por medio de sus acólitos en el Estado y en el partido; y ese ahorro se podría trasladar al presupuesto para la adquisición de nuevos medios mecánicos militares en vista de una eventual represión social generalizada.

No supuse la aceptación que tuvo el artículo de opinión referido, que incluso ha sido compartido sustantivamente en redes sociales, ni imaginé la retroalimentación de aquéllos que jamás han sido oligarcas ni burgueses vende patria ni agentes del imperialismo, aunque ya desde el poder no se usa tanto ese lenguaje tradicional desde que Fidel y Raúl dejaron colgados a los imitadores y alguien de por aquí se enfadó, teniendo que inventar la entrega de la representación del país a un puertorriqueño independentista en una reunión política regional, es decir sabotearla, para lograr titulares en los medios de comunicación y competir con los hermanos Castro. Fidel y Raúl seguramente se rieron a carcajadas de semejante disparate. ¿Y el puertorriqueño qué se hizo? Desparecido como el meteorito. ¿Y las relaciones Cuba-Estados Unidos? Esas avanzan.

El régimen cubano para sobrevivir va más adelante en sus relaciones internacionales post-Venezuela, no de buques post-Panamax a través de un imaginario canal interoceánico por Nicaragua. Qué rabia la de algunos que fueron engañados aquí por la razón de estado de Cuba. ¡Se los tiraron! Un año de negociaciones en silencio con el imperio y no le dijeron nada a sus aliados nicaragüenses hasta que lo supieron por los medios de comunicación cuando ya estaba todo consumado .

Los cubanos van ganando en este jueguito geopolítico y lo merecen porque lo han trabajado bien. Soy testigo de su política de relaciones internacionales de los años 80 y 90 del siglo pasado. Mis respetos en lo que a la conducción de esas relaciones se refiere. Las he conocido y han sido coherentes, aún en el período especial después de la URSS. Eso sí, hay represión interna para mantener el régimen, igual que en Nicaragua.

¿Y Venezuela? El régimen de allá se ha quedado en el trasero de la historia. ¡El imperialismo, la oligarquía, los burgueses, la guerra económica, la guerra mediática! ¿Y no es que la mayoría de los electores en ese país quieren el cambio? ¿No son acaso el pueblo? ¿O el pueblo es solo lo que dicen los que no quieren dejar el poder, el dinero y los privilegios?

Aquí la pareja se porta dócil frente a intereses estratégicos de los Estados Unidos narcotráfico, emigración ilegal, lavado de dinero, terrorismo, libre comercio y demás. Dócil en este contexto es equivalente a siervos del imperio aunque aparenten lo contrario a cambio que puedan seguir colocando a sus hij@s. Y no solo, valió más en su momento sacrificar a una hija que apartarse del poder.

Y según quien gane la presidencia en los Estados Unidos el próximo noviembre y más adelante, la pareja se seguirá acomodando antes de morir de viejos. ¿No se nota acaso cómo ell@s hacen lo imposible para representar salud y vitalidad? Eso mismo hizo la pareja Marcos en las Filipinas y Ceauçescu en Rumanía, y ya conocemos esa historia. A uno le cuesta terminar una frase y la otra es redundante y cursi como las arbolatas de Managua, pero no están dispuestos a dejar el poder por las buenas; y no hay nada de bueno que haga la pareja que justifique esa enfermedad.




P.S.: El artículo fue publicado en: